Servicios notariales en Vinaros

Quién es el notario

 
El notario es un funcionario público del Estado que debe proporcionar a los ciudadanos la seguridad jurídica que promete la Constitución en su artículo 9.º en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial. Al tiempo es un profesional del Derecho que ejerce en régimen de competencia. Esta doble cualidad garantiza su independencia.

Busque el notario que mejor le asesore, y consúltele todas las dudas que se le ocurran. El notario debe aconsejarle y prestarle el servicio notarial que le pida.
Abogado firmando un documento
Con una alta preparación, el notario es un profesional cercano e imparcial que le ayuda, asesora y garantiza que su contrato o negocio esté ajustado a la más estricta legalidad. El notario es garantía de legitimidad y seguridad tanto para los particulares como para el Estado.

Acuda a una notaría si tiene previsto hacer la escritura de un piso que va a comprar o vender, otorgar un poder, hacer testamento, constituir una sociedad, celebrar capitulaciones matrimoniales (el contrato sobre los bienes en el matrimonio) o cualquier asunto de tipo jurídico relacionado con la contratación privada civil o mercantil, con la vida familiar o con las sucesiones por causa de muerte. El notario estudiará su caso sin coste alguno y le aconsejará sobre la forma más conveniente de tratarlo, indicándote las ventajas e inconvenientes de cada opción, así como su coste final, incluyendo el de los impuestos que, en su caso, va a tener que pagar.

El notario es:

1. Garantía de seguridad y legalidad: su objetivo es que el contrato, negocio o declaración esté ajustado a la legalidad y sea inatacable. La escritura pública es fehaciente ante los tribunales de Justicia: nadie pone en duda su veracidad.
2. Tranquilidad: firmar cualquier documento ante notario aporta la tranquilidad de que el negocio o contrato es definitivo, inamovible y eficaz.
3. Cercanía: por su distribución territorial siempre tendrá un notario cerca que podrá elegir con total libertad.
4. Un profesional altamente cualificado: el acceso al Notariado exige estudios intensos y profundos, que se comprueban con un mecanismo de selección duro y objetivo. Los notarios actualizan de forma constante sus conocimientos profesionales en los ámbitos autonómico, nacional e internacional.
5. Independencia: los notarios solo están condicionados por la Ley.
6. Modernidad: los notarios tratan de adelantarse y prevenir los nuevos requerimientos sociales y tecnológicos y adaptan sus funciones de forma permanente a cualquier innovación.
7. Eficiencia: el coste de la intervención notarial es muy inferior a los costes sociales y económicos que evita. Solo una pequeña parte de lo que se paga en la notaría pertenece a la factura del notario. La mayor parte es una provisión para hacer frente a impuestos, honorarios de registradores y gestores y otros gastos generados que el notario abona en nombre del cliente.


​Solicite mayor información llamando al 964 407 747.